jueves, 17 de octubre de 2013

Exposición para la inaguración de la Biblioteca de Busquístar

¿Qué mejor fecha para inagurar una biblioteca que el Día del Libro? Al final llegamos a tiempo. Tras varios días de mucho trajín, logramos llenar las estanterías de libros. Aunque todavía falta un largo camino, podemos decir que la biblioteca de Busquístar es una realidad. Como no, agradecer a tod@s los que han colaborado a que por fin, los busquisteños y busquisteñas puedan disfrutar de un lugar de encuentro con las letras.




Para complicar aun más la cosa, los docentes del cole decidimos montar una pequeña exposición con libros antiguos. Hasta aquí todo bien.
Sin embargo, poco a poco, iban surgiendo más ideas y aportaciones y lo que empezó siendo una exposición de libros antiguos se convirtió en ... algo más.
De nuevo tengo que agradecer mucho a las madres y padres que han colaborado trayendo un montón de materiales impresos y sobre todo a mi compañera y amiga la seño Esther que se ha volcado con este proyecto y ha buscado y rebuscado hasta encontrar cosas chulísimas que han permitido que la exposición fuera un éxito y que todos los niños y niñas del centro disfrutaran un montón. Ya que desde el principio se pensó en que todos pudieran tocar y "trastear" todo lo que allí hubiera.

Aquí os dejo sólo una muestra de lo que allí había.

 Máquinas de escribir. Las colocamos en orden de más antigua a más moderna. Para que los asistentes las utilizaran les pedimos que escribieran el título de su libro preferido y en otra, el personaje de los libros que les hubiera gustado ser.




En esta mesa había todo tipo de libros. Había libros con más de 100 años hasta un libro electrónico, pasando por audiolibros y libros en miniatura.






Contamos con plumas, cálamos y plumines y tinteros. De nuevo para que la actividad no fuera solo garabatear en folios, se puso una lista de la correspondencia entre los caracteres chinos y los nuestros para que cada niño/a escribiera su nombre en chino. 





En esta mesa había todo tipo de material escolar, libros de texto, cuadernillos, enciclopedias, libretas, cuadernos, etc.



Había otra mesa donde pusimos otros materiales impresos como cómics, álbumes, periódicos, revistas, etc.







 Otra actividad que los niños/as disfrutaron mucho fue la del lacre. Se les explicó en qué consistía el lacre, cómo se utilizaba, etc. Después se les pidió que escribieran en una tarjeta un secreto y después la metieran en un sobre que lacrábamos. Así siempre podrían saber si alguien había abierto su secreto.


Después decoraban sus sobres con unos sellos y tampones que conseguimos para la exposición.




En esta ocasión tengo que agradecer a mi madre, que cedió su colección de cromos antiguos. Tiene más de 300 cromos guardados como oro en paño. Se les enseñaron a los niños/as y se les explicó cómo se juega con ellos, para posteriormente organizar unas partidas en las que se lo pasaron pipa.






Para que no nos tilden de "carrozas", también tuvieron cabida las TICs en nuestra exposición, se trataba de un ipad en el que se abrió una aplicación de escritura manual en el que los alumnos tenían que escribir un cuento encadenado. Yo empecé un cuento y cada niño fue añadiendo algo usando un lápiz óptico o stylus a modo de lapicero. Ni que decir tiene también disfrutaron mucho de esta actividad. 




 Como conclusión, sólo me queda volver a agradecer a todos los que han ayudado a que esto se hiciera realidad y que fue un gran día para tod@s, pero sobre todo para todos los niños/as del colegio que aprendieron mucho de otra manera.

Nos vemos en las bibliotecas.